Ailanto- Una especie invasora muy peculiar

El ailanto, normalmente conocido como el árbol de los dioses,  y en su nombre técnica como Ailanthus altissima, aunque muchas veces solo se ha considerado como el árbol del demonio es una planta de origen chino, la cual se da mucho en Europa, sobre todo a la hora de plantarlo en los jardines.

Esta planta es bastante desconocida y en internet se suele poder encontrar muy poca información acerca de ella, no obstante, nosotros te vamos a proporcionar la guía más completa, ya que somos especialistas en esta rama de la botánica.

El ailanto es un árbol de dimensiones medias, aunque puede llegar a alcanzar casi los 30 metros de altura. Esto, tienes que tenerlo en cuenta si quieres plantarlo en tu jardín, ya que, desde luego no es algo pequeño.

ailanto especie invasora

No obstante, has de saber que es de hoja caduca, lo cual quiere decir que una vez llegue el otoño las hojas se caerán, así que tendrás que comprarte un buen equipo para recogerlas, ya que da muchas hojas

Origen del ailanto

El ailanto es originario de China, aunque fue introducido en este país de forma artificial. El motivo de introducirlo fue realizar tareas de reforestación, lo cual no salió del todo bien. Este fracaso se debió a que la madera es de una calidad bastante baja. Por ello, teniendo en cuenta las necesidades de madera de un país con una población tan grande hizo que no saliera del todo bien el proyecto. No obstante, hay que señalar que a pesar de ser de mala calidad, es muy fácil de tornear y ligera, puedes usarlo por ejemplo para fabricar papel.

Eso sí, presenta una peculiar ventaja para tareas de reforestación y es que puede llegar a vivir más de 100 años, es decir, es un árbol longevo. Otra peculiaridad es que suele desarrollarse en ambientes pocos prósperos para la vida vegetal, es decir, en solares y descampados.

Además, es realmente invasor llegando a formar pequeños bosques, aunque como señalábamos suele aprovecharse de las zonas en las que no pueden desarrollarse a otras plantas, ya que además de ser resistente germina con una gran facilidad. Eso sí, necesita de los espacios ya que es un árbol que requiere de mucha luz para poder sobrevivir. No lo encontrarás en zonas de gran altitud, ya que suele dejarse de ver a partir de los 1400 metros sobre el nivel del mar.

El árbol ailanto: conoce sus características y propiedades

Respecto a las hojas, como señalábamos, son caducas y tienen un cierto estilo tropical ya que se disponen de manera alterna. Suelen estar formadas las ramas por unos 9 pares de hojas y no tienen precisamente un olor muy agradable.

Tiene una serie de propiedades por la cual se la considera una planta medicinal, como, por ejemplo, que es astringente, es muy útil para cortar la diarrea y es emético. No obstante, no conviene abusar de él en grandes dosis ya que tiene una serie de contraindicaciones, como, por ejemplo, su efecto diarreico.

Tiene una serie de compuestos, como los glucósidos, la resina, también podemos encontrar taninos y otra serie de componentes. Respecto a las flores son verdosas y son hermafroditas.

Cumple una serie de funciones vitales para el suelo, como, por ejemplo, fijarlo y evitar la erosión. Es por ello, por lo que se pensaba que podía ser muy útil para reforestar, ya que se podía combatir con el la desertización. No obstante, no hay que olvidar que nos hallamos ante una especie invasora.

También se puede utilizar con otras funciones como, por ejemplo, de herbicida y de insecticida. No obstante, como siempre, ten cuidado al manipular las plantas.

El ailanto como especie invasora

No se puede negar el carácter invasor de esta planta. Una especie invasora es aquella que no crece en su hábitat natural, sino que crece en otras zonas que no le es propia. Este tipo de especies representan un grave problema para la fauna local, ya que cambian el ecosistema y lo dejan irreconocible. Normalmente, las especies invasoras si llegan a un hábitat extraño es por culpa de la acción del ser humano, aunque también puede producirse este fenómeno por culpa de desastres naturales o cambios en el clima.

Su catalogalización como tal se debe a que es una especie muy resistente a los contaminantes, resiste muy bien las inclemencias del ambiente, produce muchas flores y por ende, muchos frutos, y rebrota con extraordinaria facilidad. Es decir, es muy resistente y por ello es muy difícil librarse de ella.

Son varios los países que se han visto afectados por esta plaga, por ejemplo, España, Australia, los norteamericanos y países como Italia y Grecia. Si lo tienes en tu jardín, lo mejor que puedes hacer es arrancarlo de raíz, a no ser que te parezca bonito.

Variedades

Podemos encontrar una serie de variedades dentro de la misma especie, como, por ejemplo la variedad de China. Es la que da origen a toda la especie y se ubica en el centro de china. También podemos encontrar en Taiwan la tanakai, la cual se caracteriza por tener diferentes la hojas. Es decir, tiene unas hojas más cortas en forma de hoz.

Señalar por último a la última variedad que se caracteriza por tener las ramillas de un color distinto, es decir, de color rojo.

¡Ey, no te vayas todavía!

En Botannica tenemos mucho más que contarte, por ello, te recomendamos que veas nuestra enciclopedia, en la que podrás encontrar un extenso conocimiento acerca de todo tipo de plantas.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *